Movimiento Slow.

El otro día en una comida familiar, mi hermano dijo que se habían comprado una slow juicer y una olla lenta. Empezamos a hablar del movimiento slow y me di cuenta de que sabía muy poco del tema.

Así que he buscado un poco de info sobre el slow food y la voy a compartir con vosotros. Solo es un pequeño resumen.

El slow food empezó en Bra (Italia) en el 1986 en una asociación que originalmente se llamaba ArciGola.

Según la Wikipedia, los objetivos del movimiento son:

  1. a) otorgar dignidad cultural a las temáticas relacionadas con la comida y la alimentación;
    b) individualizar los 
    productos alimenticios y las modalidades de producción ligados a un territorio, en una óptica de salvaguardia de la biodiversidad, promoviendo su categorización y protección en tanto que bienes culturales;
    c) elevar la cultura alimentaria de la ciudadanía y, en particular, de las generaciones más jóvenes, con el objetivo de lograr la plena conciencia del derecho al placer y al gusto;
    d) promover la práctica de una calidad de vida distinta, basada en el respeto al ritmo y tiempo naturales, al ambiente y la salud de los consumidores, favoreciendo la fruición de aquellos que representen la máxima expresión cualitativa.

Este movimiento valora las costumbres alimentarias de cada región, los productos típicos, y las técnicas de cocina.

 

El movimiento slow food, ha contagiado muchos otros ámbitos, como slow fashion, slow sex,…

Lo que se quiere conseguir con el slow life es tener una vida más tranquila en contraposición al ritmo que llevamos, todo rápido, siempre con los ojos puestos en una pantalla, empezándonos a aislar de la realidad,…El movimiento slow promueve el disfrutar de las cosas, hacerlas con tiempo, sin prisas, valorar el placer del silencio, de un paseo, de una conversación, de cocinar tranquilamente… Tener experiencias verdaderas.

Y claro, esto en teoría parece fácil, pero como estamos dentro del sistema, no podemos parar de golpe y dedicarnos a tener una vida slow completa.
Lo ideal es empezar con pequeños actos, como dejar el móvil (o la tablet o lo que sea de pantallas) y leer, conversar, jugar con los hijos, respirar hondo, disfrutar del silencio, cuidar las plantas,…
También podéis comprar la fruta y la verdura a agricultores cercanos a vuestra casa.
Y preparar una comida bien rica, sin prisas, deleitándoos con los olores, las texturas.. y luego sentaros a la mesa a comerlo, masticando cada bocado, sintiendo los sabores.

¿Os apetece intentarlo?

De veganos a dioses.

Para empezar, quiero contaros el porqué de este post. Un post muy personal, pero que necesitaba compartirlo.

Últimamente he sufrido en mis propias carnes los “ataques” de algunas personas que dicen que son veganos. También hablando con algunas amigas que han sentido lo mismo. Y he llegado a una conclusión, hay algunos veganos (pocos por suerte) que se creen dioses. ¿Y eso porque?

Voy a empezar por el principio. Podemos reducir el veganismo a un concepto, uno solo, el respeto. Bajo mi punto de vista, es la palabra que mejor lo define. Ya sabemos que el veganismo es mas que una dieta, es una manera de vivir. Los veganos respetan a los seres vivos por eso no los explotan, ni usan de ninguna manera.
Pero algunos de estos veganos, cierran el círculo de los seres vivos en los animales, y dejan fuera las personas. Entonces cualquier persona que no sea ellos mismos, hacen cosas mal según su parecer.
Se ponen en un plano superior a cualquier persona, entonces aquí, en ese preciso instante se auto convierten en dioses. Capaces de hablar, juzgar, opinar, y hasta a veces, insultar a cualquiera que les plazca. Y para nuestra desdicha, estos dioses tienen mucho tiempo libre, cosa que hace que una gran parte de su tiempo lo dediquen a estar en las redes sociales, si, claro, con la pantalla protegiendolos, en lugar de salir a la calle a hacer “ruido”, activismo o como quieras llamarlo, a invertir su tiempo en algo más de provecho que ir a meterse en la vida de los demás.

giphy

*La cara que se me pone al leer según qué comentarios de los dioses veganos

Estoy segura de que mientras estás leyendo esto, estás pensando en alguien, porqué ya sea en directo o por las redes sociales, todos conocemos (o nos hemos cruzado alguna vez) con alguien así.

Precisamente estos dioses son los que dan mala fama a este maravilloso estilo de vida. Que cuando alguien dice “es que los veganos son unos radicales” tan solo se refiere a este subgrupo.

Y precisamente estos se convierten en algo muy contrario al veganismo al romper ese respeto hacia los demás.

Así que si te sientes identificado, te pido por favor, que dejes de pensar que las personas somos tus enemigas, que nosotros (el resto de humanos) también luchamos por un mundo mejor en la medida de nuestras posibilidades. Que si luchamos juntos, por lo menos, nos lo pasaremos bien.

5 buenas costumbres que podemos enseñar a nuestros hijos

1. Tomar un buen desayuno. Con la vida que llevamos, muchas veces no le damos importancia al desayuno, solo pensamos en prepararnos para salir de casa corriendo al cole y al trabajo y no nos damos cuenta que eso es una mala herencia que le dejaremos a nuestros pequeños. El hecho de levantarse con calma, aunque sea un ratito antes de lo que nos gustaría, asearnos y sentarnos juntos a desayunar, hace que el día empiece con otra energía.

desayuno vegano para peques

2. Leer. Qué bonito es compartir momentos tranquilos, leyendo. Hablando de las historias, pensando qué pasaría si en lugar de escoger esa situación, hubiera escogido otra. Muchos padres dicen “a mi hijo no le gusta leer” y la pregunta es “¿te ve leer a ti?” Es importante dedicar un ratito a la semana a sentarnos a leer. Ellos, imitadores natos, harán lo mismo que tu.

3. Mirar hacia arriba. ¿no os ha pasado alguna vez que vais andado con alguien por una calle que habeis pasado mil veces y te dice “ui, nunca había visto esa casa tan bonita”? Tantas veces andamos por la calle y vemos a gente que anda mirando el suelo. Estas personas se lo pierden todo. A mi me gusta pasear con mis hijas mirando las nubes, hablando de los colores del cielo cuando oscurece, viendo a las personas que nos cruzamos.

4. Sonreir. Sonreir mucho, porqué de esta manera, la vida tiene otro color. ¿No creéis?

5. Agradecer. Y cuando digo agradecer, me refiero a dar las gracias a las demás personas, sí. Porqué no cuesta nada que por ejemplo cuando alguien nos deja pasar por la calle le demos las gracias. Pero también me refiero a dar las gracias por lo que tenemos, por lo que somos. Estar contento y satisfecho con lo que tenemos y con el día a día.


***éste es uno de los posts que escribí para mujeresvegetarianas, por eso quizas te suena.***

Wills London o zapatos veganos chulos chulos.

Uno de los primero problemas que nos encontramos al no querer vestir piel, es “¿y ahora donde encuentro zapatos veganos?”.
Os ha pasado ¿verdad?

Si encima sois como yo que calzo un 42, la tarea se complica. Que sí, que unas zapatillas de tela las encuentro, pero zapatos zapatos es más difícil, y si encuentro unos, son o esos o nada, no suelo poder escoger demasiado.

Pero eso se ha terminado. Hace poco descubrí Wills London. Es una tienda online donde encontraréis zapatos de hombre y de mujer, veganos todos, con diseños muy variados, desde zapatos para boda, hasta botas de cada día, sandalias, oxfords… son de calidad y con buenos acabados. También podéis comprar cinturones y carteras de hombre. Todo super elegante. Nada que envidiar a los diseños tradicionales.

Lo mejor de todo? Que Will te los manda donde quieras, el servicio es excelente.

Mirad mis nuevos botines:

Will London, vegan shoes

Son preciosos ¿verdad? Ya tengo ganas que pase el calor para estrenarlos.

Todos tenemos miedos.

Hace unos días me crucé con un blog que me enamoró completamente.

Es el blog de una directora de arte llamada Michelle. Que al mudarse a NY vio que no podía controlarlo todo, tal y como ella solía hacer, y empezó a vivir experiencias que le daban miedo, y al hacerlo descubrió que empezó a disfrutar al máximo de todas esas cosas que antes no hubiera hecho.

El blog se llama 100 days without fear, y como bien dice el nombre trata de que cada día hace algo que le produce miedo, eso durante 100 días.

Ver sus vídeos es realmente inspirador.

Todos tenemos miedos, hay quien tiene más, hay quien tiene menos. Cada uno los suyos. Pero lo que pasa es que los solemos meter en un cajón y lo cerramos con llave. Y nos equivocamos porqué no hay nada más liberador que afrontarlos!

Te dejo un vídeo de los que más me gustan, y si quieres ver más, aquí está su canal de youtube.

Porqué hay niños que no les gustan las verduras.

Ayer tuve una conversación con la peque mediana (de 3 años) que quiero compartir con vosotros.

Estaba haciendo la cena, ensaladilla. Estaba cortando las verduras para hacerlas al vapor. Que si patatas, que si zanahorias, judías verdes, brocoli… Y la peque vino a ver qué hacía, cogió un taburete y se puso a la altura de el bol donde iba poniendo todo.

-Mama huele muy bien
-Pues ¿sabes una cosa? Hay muchos niños que no les gusta la verdura
-¿Queeeeeee? (con cara de susto, sorpresa e incredulidad todo al mismo tiempo)

Fue espectacular. Me hizo reír un rato largo. Me enamoró!

La conclusión después de charlarlo, fue que no les gusta porqué su madre no se las sabe cocinar bien, jajaja.

 

¡Bye bye 2014!

Cuando se termina el año apetece hacer un poco de balance. Como es normal, ha habido momentos buenos, y otros que no tanto. Los buenos, me los llevo conmigo, y los de color gris, se los dejo al 2014.

Este 2014 para mi ha sido un buen año. No me puedo quejar. Al contrario, me acordaré de él con mucho cariño.

Lo mejor, es que nació nuestro principito, la pieza del puzle que nos faltaba. Estoy completamente enamorada de mi familia. Qué os voy a contar.

Otra cosa buena que me ha pasado es tener al lado (aunque a bastantes kilómetros) a las magnificas. Siempre atentas. Un círculo perfecto. Mil gracias chicas por estar. <3

Y algún que otro proyecto que saldrá a la luz este año que viene. Proyectos que me ilusionan, y me llenan las venas de emoción.

Este año he intentado comer más sano, más limpio. Y creo que lo he conseguido bastante.

Y aunque no haya pasado demasiado por el blog, un propósito de año nuevo es tener un tiempito para mi para poder, por ejemplo, dedicarme a hacer algunos posts, y poder compartir mi día a día y mis recetas, como suelo hacer.

Y hago una mención especial a los que me habéis acompañado a lo largo de este año. Ya sea en directo, o a través de las redes. Qué sois muchos. Gracias gracias!

Ahora cambio de rollo porqué si continuo así, me voy a emocionar.
Pues eso, me apetece compartir con vosotros, búsquedas divertidas que ha hecho la gente para encontrarme durante este año.

*Vaganos (lo curioso es que así me han encontrado 3 veces!!!)
*ver video de tio comiendo mandarina (este 2 veces! jaja)
*le gustan los muñecos imfamable
*por qué dejé de ser vegetariano
*la receta mas facil del mundo
*dicen que no.soy hippie
*como evitar arañaa en tendedero
*que piensas de los vegetarianos
*contestacion a un vegano
*como puedo tener el pelo bien rojo
*vegano. yo no soy raro
*coliflor azada
*no soporto a los veganos
*como saber si realmente estás haciendo lo que más te gusta
*tengo el cabello castaño oscuro y en las puntas tengo un color mas claro lo boy a tinturar d rubio oscuro q ago para octener un color uniforme
*me enamore de un vegetariano tengo novio
*porque algunos veganos son egocentricos
*no piensan los mejillones
*como aser tostada de guacamol

No sabría con cual quedarme jajaja! ¿Cual os gusta más a vosotros?

………………………………………………………………………………………………………..

Solo me queda desearos un inicio de año fantástico y que por lo menos un ratito cada día del 2015 seáis felices. <3

 

 

La cuenta atrás.

Como ya bien sabéis, estoy en la recta final del embarazo.

Y vais a notar que no voy a casi publicar aquí en el blog durante un tiempo. Me voy a tomar unas vacaciones, para dedicarme a la family, y al bebé que va a nacer dentro de nada. Lo que si voy a intentar es estar presente en facebook e instagram. Así que si no me queréis perder la pista, me podéis seguir por allí.

Muchas gracias por todos los comentarios, los mails, de felicitación de cumple y de felicitación de embarazo. Sois unos soletes <3

barriga

***La foto me la ha hecho Susana Torralbo, una gran fotógrafa y mejor persona. Hace sesiones familiares, de bebés, peques, embarazadas, … en Sevilla y en Barcelona. No dudéis en contactar con ella.***

Parto natural.

Últimamente en facebook, estoy compartiendo muchos relatos de parto natural.
Os preguntaréis porqué, pues muy sencillo, es por dos razones.

La primera es porqué ya se acerca mi momento, dentro de un mes salgo de cuentas, y me encantaría parir de manera natural, me explico, sin anestesia, disfrutando (si, aunque en las pelis nos cuenten lo contrario) de parir. Y como este blog se titula “mi vida con un vegano”, parir forma parte de mi vida, y en estos momentos es de las cosas mas importantes que me están pasando.

Y la segunda es porque leer historias de partos naturales, es realmente terapéutico. A veces pensar en el dolor, en los momentos inciertos de un parto, en el si podré o no podré,…. da un poco de vértigo, pero luego una se da cuenta que desde las primeras mujeres de la historia hasta hace muy poco, todas han parido sin necesidad de anestesia. Que las mujeres somos animales, y como mamíferos, tenemos la capacidad de crear vida y somos capaces de parir.

¿Como me preparo para parir natural?

Pues a parte de lo que he dicho de leer muchas historias, espero que mi cuerpo se acuerde de mis otros dos partos, y me sea de mucha ayuda.

También tengo a mi vegano favorito, que después de cada parto ha aprendido a saber lo que necesito sin hablar, ni siquiera sin mirarnos. Y también sabe lo que podemos pedir, o no pedir en el hospital. Asi que se que podré centrarme solamente en lo importante, parir, y él ya se encargará de todo lo demás.

Y por suerte, tengo a una doula maravillosa a mi lado, una mujer que solo de mirar tranquiliza. Que me está enseñando mucho, y se que a su lado podré parir tranquilamente. Eso si, espero que en el gran momento la dejen entrar, ya que en muchos hospitales solo dejan entrar un acompañante. Ya me dirás tu que tontería, en serio ¿no puedo parir al lado de quien yo quiero? Que no estoy diciendo que entren mis padres, mis hermanos, mis cuñadas, la vecina de abajo y el alcalde del pueblo. Me conformo con mi vegano favorito y mi doula. Espero que estas normas absurdas cambien en unos años.

Tengo ganas de parir.

Prefiero no leer los ingredientes.

¿Qué vegetariano no ha oido en su vida la frase “pues yo prefiero no leer los ingredientes, lo que no mata engorda”?
Sobretodo nos la dicen cuando nosotros preguntamos “¿y esto de qué está hecho?”

Os imagináis una persona que va a un concesionario a comprar un coche y cuando el vendedor le quiere contar todas las características le dice “uy, prefiero no saberlo. Si sirve para viajar de un sitio a otro ya me vale”

¿Pongo más ejemplos?

Una persona comprando un móvil que no se interesa por todos los detalles habidos y por haber.
Pon gasolina al coche sin saber de cual. La más barata. Da igual.
Alquilar una casa. Sin preguntar nada.

Si ya, a que te da la risa.

Hasta cuando compramos una planta hacemos más preguntas que cuando compramos comida.

Es así de triste. Cuando te lo planteas con otros ejemplos que no son de comida, se ve más claro. Hay muuuucha gente que le da igual lo que se mete en el cuerpo. La comida es nuestra gasolina, si le pones gasolina mala, el cuerpo tiene enfermedades, problemas, tensión alta, retención de liquidos, restreñimiento… y prefieren tomarse una pastilla que vigilar un poco lo que comen.
Y luego un día te preguntan “y tus hijas porqué no comen golosinas” y les cuentas que están hechas de gelatina, y continuan con su cara de poker, les preguntas “¿sabes lo que es la gelatina entre otras cosas?” y te dicen que no. Se lo intentas contar de manera delicada, y te das cuenta de que la desinformación respecto a la comida es demasiada.

No nos enseñan a preguntar por lo que comemos. Nadie.

En las escuelas deberían dar clases de nutrición. ¿Qué es más importante, saber hacer raices cuadradas o saber comer bien? Yo lo tengo clarísimo.