Alcachofas bien acompañadas

Las protagonistas de la última receta para Can Perol han sido las alcachofas.
¿No os encantan?
En esta receta he usado algunos de mis ingredientes favoritos.
Espero que os guste tanto como a mi.

Los ingredientes (para 2 personas):
8 alcachofas
1 puerro
1 ajo
6 tomates secos en aceite
un puñado de piñones

La receta entera la podéis encontrar aquí.

Movimiento Slow.

El otro día en una comida familiar, mi hermano dijo que se habían comprado una slow juicer y una olla lenta. Empezamos a hablar del movimiento slow y me di cuenta de que sabía muy poco del tema.

Así que he buscado un poco de info sobre el slow food y la voy a compartir con vosotros. Solo es un pequeño resumen.

El slow food empezó en Bra (Italia) en el 1986 en una asociación que originalmente se llamaba ArciGola.

Según la Wikipedia, los objetivos del movimiento son:

  1. a) otorgar dignidad cultural a las temáticas relacionadas con la comida y la alimentación;
    b) individualizar los 
    productos alimenticios y las modalidades de producción ligados a un territorio, en una óptica de salvaguardia de la biodiversidad, promoviendo su categorización y protección en tanto que bienes culturales;
    c) elevar la cultura alimentaria de la ciudadanía y, en particular, de las generaciones más jóvenes, con el objetivo de lograr la plena conciencia del derecho al placer y al gusto;
    d) promover la práctica de una calidad de vida distinta, basada en el respeto al ritmo y tiempo naturales, al ambiente y la salud de los consumidores, favoreciendo la fruición de aquellos que representen la máxima expresión cualitativa.

Este movimiento valora las costumbres alimentarias de cada región, los productos típicos, y las técnicas de cocina.

 

El movimiento slow food, ha contagiado muchos otros ámbitos, como slow fashion, slow sex,…

Lo que se quiere conseguir con el slow life es tener una vida más tranquila en contraposición al ritmo que llevamos, todo rápido, siempre con los ojos puestos en una pantalla, empezándonos a aislar de la realidad,…El movimiento slow promueve el disfrutar de las cosas, hacerlas con tiempo, sin prisas, valorar el placer del silencio, de un paseo, de una conversación, de cocinar tranquilamente… Tener experiencias verdaderas.

Y claro, esto en teoría parece fácil, pero como estamos dentro del sistema, no podemos parar de golpe y dedicarnos a tener una vida slow completa.
Lo ideal es empezar con pequeños actos, como dejar el móvil (o la tablet o lo que sea de pantallas) y leer, conversar, jugar con los hijos, respirar hondo, disfrutar del silencio, cuidar las plantas,…
También podéis comprar la fruta y la verdura a agricultores cercanos a vuestra casa.
Y preparar una comida bien rica, sin prisas, deleitándoos con los olores, las texturas.. y luego sentaros a la mesa a comerlo, masticando cada bocado, sintiendo los sabores.

¿Os apetece intentarlo?

Magdalenas a lo “apple pie”

Hoy os dejo una receta que espero que os guste tanto cómo a nosotros. Es ideal para cocinar con peques, les encanta añadir los ingredientes y mezclar, escoger los papelitos y ponerlos en los moldes,… vaya, para pasar un buen rato en familia.

240 ml de leche de avena
80 ml de aceite de oliva
150 gr de panela
250 gr de harina integral
16 gr de levadura química (tipo Royal)

3 manzanas
1 cucharada de margarina
1 cucharada de panela
1 cucharadita de canela

Precalentamos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo sin ventilador (si puede ser).
Para el relleno de las manzanas, pelar y cortar a trozos pequeños las manzanas, ponerlas en un cazo con la margarina y la panela a fuego medio-lento y dejar que se vayan haciendo. Cuando estén blandas, poner la canela, mezclar y retirar del fuego.
En un bol mezclar la leche, el aceite y la panela.
Cuando esté bien integrado, lo mezclamos con la harina y la levadura.
A esta masa le añadimos las manzanas, mezclamos y ponemos en moldes de magdalena.
Horneamos 25 minutos.
Dejar enfriar y ¡disfrutar!

Pizza de espinacas

DSC_0030

La semana pasada, desde Can Perol me mandaron entre otras muchas delicias, unas bases de pan para hacer pizza. Hechas con masa madre. Mmmmmm…
Estaban especialmente ricas. Se nota la diferencia cuando las cosas están hechas con tanto amor y cuidado.

DSC_0034

Podéis ver la receta en el blog de Can Perol (os la dejo traducida en castellano).

 

¿Qué hay en los cajones de mi baño?

Hace días que quería hacer un post de este estilo.
Compartiendo las cosas que uso para cuidarme.
Cómo podréis ver no soy de maquillarme, ni de muchas cremas. No soy demasiado coqueta, solo lo justo, jiiji.
Os cuento…

DSC_0029

1. Gel de ducha de Cattier
Este gel ya hace bastante tiempo que lo usamos y nos gusta mucho. Dice que el 99% de ingredientes son de origen natural, y el 20% provienen de la agricultura ecológica.

2. Champú de Urte
Pocos ingredientes, ecológicos y va fenomenal. Yo no conocía esta marca y fue Marina quien me lo recomendó y se lo agradezco mucho porqué me gusta mucho.

3. Desodorante de Bioregena
Hace ya tiempo que estoy buscando un desodorante perfecto para nosotros. Hemos probado varios diferentes y no termino de encontrar uno que nos guste 100%. Este lo usamos de hace poco. De momento nos gusta. Es eco, no tiene antitranspirantes, huele muy bien. Ya os contaré.

4. Pasta dentífrica de Caléndula de Weleda.
Me encanta esta pasta de dientes, he probado unas 4 diferentes de Weleda y esta de caléndula es mi favorita. ¡Y no tiene fluor!

5. Agua de rosas de Narsya Beauty
Hacía mucho tiempo que buscaba algo que las peques (y yo) pudieran usar cómo colonia. A ellas les encanta ponerse colonia antes de salir de casa, pero las del súper, esas con dibujitos de las Frozen o las Hello Kitty no me terminan de convencer, así que buscando en el herbolario, encontré esta agua de Rosas. ¡Les (nos) encanta!

6. Perfume sólido “Tuscan Blood Orange” de Pacifica
Hablando de oler bien, el otro día desde Vita33 me mandaron unas cuantas cosas, entre ellas este perfume sólido… qué me gusta muchiiiiisimo. Huele una pasada de bien. Y es muy práctico para llevarlo en el bolso.

7. Lapiz negro para los ojos de Couleur Caramel
Este lápiz es lo únco que uso para maquillarme en mi día a día. Me hago la línea de los ojos. Este me gusta porqué es eco y natural. Queda bien negro y dura muchas horas.

8. Manteca de Karité
Está en en top 3 de mis indispensables. Me gusta muchísimo.

9. Crema para manos hecha por mi
Es una mezcla de manteca de karité y aceite de rosa mosqueta. Me la pongo antes de dormir en las manos y me las deja suaves, y eso que tengo tendencia a tenerlas secas.

10. Copa menstrual de Mooncup
Pues todavía no la he usado, pero en mi intento de tener una vida más ecológica, sencilla, menos consumista,… he decidido que esta copa era necesaria para mi vida!

11. Aceite de almendras
La empecé a usar en mi primer embarazo y no he dejado de hacerlo. Cuando puedo (ser mama de tres peques a veces hace que las duchas duren 3 minutos cronometrados) me la pongo por el cuerpo.

12. Aceite de rosa mosqueta
Este aceite nunca me falta en casa. Lo uso tanto en mi, como en los peques, sobretodo ahora que han pasado la varicela, es ideal para las manchitas que les han quedado en la piel. Es un regenerador ideal!

 

Espero que os haya gustado este tipo de post.
Y por último, os reto a qué hagáis un post en vuestros blogs con lo que tengáis en el cajón del baño. Así conocemos nuevos productos y opiniones.

13 cosas que te pasan cuando eres vegano (segunda parte)

1.Cuando tu mejor amigo te dice que se hace vegetariano.

amigo

2. Cuando te preguntan si ya comes suficiente proteína

yeeees

3. Se lo explicas y siguen preguntando lo mismo

stop

4. Y después te dicen ‘Y leche no tomas?’

noooooo

5. Comiendo en el Teresa Carles.

teresa carles

6. Cuando tu abuela dice que le ha dado un trozo de chorizo a tu hijo

noooooo

7. ¿Que no te gusta el brocoli?

 brocoli

8. Alguien te dice que le gusta el cerdo y te viene esta imagen a la cabeza

pig

9. Preparándote para ir a comer en casa de la suegra (que no entiende demasiado el concepto vegano)

preparado

10. Cuando te dicen ‘Soy vegetariano pero de vez en cuando como pescado’

comorrr

11. Cuando te dejan el primer comentario hater en el blog.

pc

12. Tu discutiendo con los colegas sobre lo que es el veganismo

discutiendo

13. Buscando esa receta tan rica que hiciste hace tiempo

libro

 

 

Fast food vegano.

Cuando me llega la cesta ecológica de Can Perol, en seguida empiezo a dar vueltas a la cabeza para ver qué recetas haré con tantos ingredientes ricos.

vegan fast food

Esta vez le ha tocado a un bocadillo de hamburguesa, aguacate y pimiento rojo, con patatas al horno.
Es un plato de esos de disfrute, de comerlo todo con las manos, y chuparte los dedos al final.

Podéis encontrar la receta en el blog de Can Perol.

Pimientos del piquillo rellenos

piquillos

La receta de hoy es una de esas de hoy-me-hago-un-homenaje.
En casa nos gusta mucho a todos y es muy versátil porqué se puede aprovechar cualquier verdura o cereal que tengas a mano.

Así que espero que os guste, y si la hacéis, me lo enseñéis.

piquillos1

Los ingredientes (para 2 personas):
6 pimientos del piquillo
1 cebolla
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
1 calabacín
1 diente de ajo
sal
aceite de oliva
cebollino para decorar

Para la salsa:
½ cebolla
2 pimientos del piquillo
4 cucharadas soperas de tomate triturado
150 ml de crema de leche de avena
sal
pimienta negra

Cortamos a dados pequeños la cebolla, el pimiento verde y el rojo, el calabacín y el diente de ajo y lo ponemos a pochar con un chorrito de aceite de oliva a fuego lento. Le ponemos una pizca de sal. Cuando estén blandas, rellenamos los pimientos del piquillo y reservamos.
Para la salsa cortamos la cebolla a trozos y los pimientos del piquillo, los hacemos a fuego
medio, cuando la cebolla empiece a cambiar de color, añadimos la salsa de tomate. Esperamos a que espese, removiendo de vez en cuando. Salpimentamos. Después ponemos la crema de leche, removemos bien unos 3 o 4 minutos y trituramos la salsa, hasta dejarla sin grumos.
En la misma cazuela ponemos los pimientos del piquillo rellenos y los dejamos a fuego bajo unos minutos para que se impregnen de los sabores de la salsa y ya podemos servir.
Decoramos con cebollino.

Empanadillas dulces

Ya que hace unos pocos días empezamos la primavera y la sangre altera, nos pusimos dulces e hicimos un postre, las peques y yo. A ellas les encanta ayudarme a cocinar, y siempre están dispuestas a hacerme de pinches.
Me ayudaron a cortar la fruta y a ponerla en la masa. Y como sobró un poquito, a comérsela! Jiji!

empanadillas dulces

Los ingredientes (para unas 10 empanadillas):
1 masa brisa
media manzana
unas gotas de zumo de limón
media taza de arándanos
2 fresones
canela al gusto
sirope de ágave (para pintarlas)

1 lata de leche de coco
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharada de sirope

1 trozo de chocolate para postre

empanadillas de fruta

Como se hace:
Cortamos la masa en círculos con la ayuda de un aro de emplatar por ejemplo.
Descorazonamos y cortamos a trozos pequeños la manzana y las fresas. Lo ponemos en un bol con unas gotas de limón para que no se oxide. Le añadimos los arándanos y la canela (una cucharadita en mi caso). Mezclamos bien y ponemos una cucharada de la futa en medio de cada pasta. Lo doblamos y cerramos con la ayuda de un tenedor. Lo ponemos en la bandeja del horno y lo pintamos por encima con un poco de sirope.

Para la nata de coco, ponemos la lata y el bol donde la montaremos en la nevera unas horas. Abrimos la lata y usamos la parte solida de la leche de coco. Lo ponemos en el bol frío con la vainilla y el sirope y lo montamos con unas barillas.

El chocolate, lo derretimos al baño maría.

Servimos en un plato unas empanadillas con un poco de chocolate derretido por encima y una cucharada de nata de coco.

 

***Las manzanas no digo de pelarlas, porqué las que uso son eco.

Magdalenas de almendras y frutos rojos.

Hace unos días, desde Almond Breeze me mandaron un par de briks para que los probara, y la verdad es que la Original me rechifló para tomarla tal cual. Es la mas sabrosa de las leches de almendras que he tomado. Muy muy buena.

magdalenas de almendras

Los ingredientes:
200 gr  harina integral (en mi caso de espelta)
5 gr bicarbonato
150 ml leche de almendras
100 ml aceite de oliva
100 ml de sirope de ágave
1 taza de frutos rojos
almendras picadas para decorar

Cómo se hace:
Mezclamos la harina y el bicarbonato. Y después lo juntamos con la leche, el aceite y el sirope. Mezclamos hasta que queden todos ingredientes integrados.
Añadimos los frutos rojos y con cuidado para que no se despachurren, terminamos de darle unas vueltas a la masa.
Lo ponemos en moldes de magdalena llenos hasta casi arriba y ponemos unas almendras picadas por encima.
Horneamos a 180 grados unos 18-20 minutos. Pinchamos con un palillo y si sale limpio ya están.
Dejar enfriar y ¡disfrutar!

magdalenas de almendras

Nosotros dejamos alguna sin almendras picadas para que el peque de la casa, pudiera comer.