Pizza de espinacas

DSC_0030

La semana pasada, desde Can Perol me mandaron entre otras muchas delicias, unas bases de pan para hacer pizza. Hechas con masa madre. Mmmmmm…
Estaban especialmente ricas. Se nota la diferencia cuando las cosas están hechas con tanto amor y cuidado.

DSC_0034

Podéis ver la receta en el blog de Can Perol (os la dejo traducida en castellano).

 

Hamburguesas de remolacha y habas al ajillo

Qué gran desconocida para mis fogones la remolacha. No la suelo comprar a menudo y las veces que lo he hecho, la he licuado con algunas frutas. Pero la semana pasada, me llegaron 3 remolachas en la cesta eco de Can Perol y pensé que tenía que hacer algo diferente a lo que suelo hacer, así que decidí hacer burguers.
Y qué color, qué preciosidad. Las nenas quedaron encantadas. Hamburguesas de princesa las bautizaron, jiji. Repetiremos seguro.

burguers de remolacha

Las habas son tan deliciosas (estas más de lo tiernas que eran) que poco hice. Eso si, les puse gomasio, que no lo había comido nunca aunque sabía las mil virtudes que tiene. A partir de ahora no faltará nunca en mi despensa.

faves1

La receta la podéis encontrar en el blog de Can Perol (link en castellano)

Vinos veganos y aceite del bueno.

Hace unos días recibí un mail titulado “Vinos veganos“. Y pensé ‘¿y no son veganos todos los vinos?’. Pues no, y la respuesta la encontré en la web de Bodegas La Purísima.

Hay muchos fabricantes de vino que utilizan ingredientes de origen animal en el momento del proceso de clarificación del vino, ya sea albúmina de huevo, proteínas de leche o gelatina, y a veces trazas de pescado. Este proceso se hace para limpiar el vino y que no quede turbio, y aunque estos ingredientes de origen animal no quedan en el producto final, si eres vegano, seguro que te da un poco de asquito pensar que han participado en el proceso del vino.

Así que, qué mejor que escoger un vino vegano y ecológico para acompañar una buena comida (o lo que queráis).

Y para que lo catáramos, los chicos de Bodegas La Purísima, me mandaron una botella de vino negro llamado Old Hans Roble.

Vino vegano

Vino vegano

Vino vegano

Los pequeños detalles son los que marcan la diferencia. Y este me encanta.

También me mandaron una botella de aceite, que huele fenomenal y sabe mejor. La guardo para ensaladas y para cuando hacemos pa amb tomàquet.

vino vegano y aceite del bueno

Si queréis saber como se clarifican los vinos de manera vegana y orgánica, podéis encontrar toda la info en su web.

Magdalenas de fresas y almendras (sin azúcar)

Magdalenas de fresas y almendras

En casa somos muy de magdalenas. Nos encantan de todos sabores y colores. Y como en estos últimos días he visto varias compis de instagram con fotos de fresas, me entraron unas ganas terribles de comerlas y aproveché para hacer estas magdalenas. Y tuve la suerte de tener a mis pinches que me ayudaron a cortar las fresas a trocitos.

magdalenas de fresas y almendras

Los ingredientes (salen unas 15):
240 ml de leche de almendras
100 ml de sirope de ágave
80 ml de aceite de oliva
1 cucharadita de esencia de vainilla
50 gr de harina de almendras
200 gr de harina integral
16 gr de levadura química
200 gr de fresas
almendras crudas para decorar

Cómo se hace:
Precalentamos el horno a 180 grados.
Se mezclan los ingredientes líquidos, la leche, el sirope, el aceite y la vainilla en un bol.
Se le añaden los ingredientes secos, las harinas y la levadura.
Se mezcla hasta que esté todo bien integrado.
Quitamos las hojas de las fresas, las troceamos y añadimos a la masa.
Lo ponemos en los moldes. Ponemos unas cuantas almendras picadas por encima y horneamos durante unos 25 minutos. Tienen que estar doradas por fuera y si las pinchas con un palillo éste, salir limpio.

*He hecho unas pocas sin almendras por encima, para que sean aptas para el baby (tiene 1 año) que todavía no puede comer frutos secos enteros.

¡5 años ya! *Y sorteo rico rico

Tal día como hoy hace 5 años empecé a escribir este blog.
Unos meses antes me había hecho vegetariana. Y otros meses antes había nacido mi primera hija. ¿Os podéis imaginar la cantidad de cosas que me han pasado en estos 5 años?
Una de ellas es crecer y crecer con este blog. Tanto he aprendido de vosotros, de los comentarios, de las redes sociales, de otros blogs y cuentas varias. En serio. Os lo agradezco muchísimo.
Durante estos años he tenido mis mas y mis menos con el blog, hasta alguna vez he pensado en dejarlo, en que no tenía tiempo, que no valía la pena seguir con él. Pero por suerte no lo hice, y a día de hoy me siento con montón de ganas de que siga adelante. De cara a septiembre quiero cambiar el diseño un poco, también retomar alguna sección que tenía aparcada, y quien sabe si algo más. 🙂

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

Y para agradeceros estar siempre aquí, hago un sorteo muy chulo patrocinado por Casa Pià. Os cuento un poco, Casa Pià es un herbolario donde puedes encontrar desde comida, todo tipo de ingredientes, libros interesantes, productos dietéticos, cosmetica, accesorios varios,… vaya, una gozada de tienda. De verdad. Encima sus trabajadores saben de lo que hablan. Preguntales cualquier cosa y seguro que te aconsejan y ayudan la mar de bien. Y para los que no encontréis una tienda suya cerca… tienen una online!!!!!

Os dejo unas palabras que tienen en su web, donde hablan de su filosofía.

Casa Pià tiene como objetivo principal trabajar para la salud con productos y métodos naturales. Toda persona que desee mantenerse sana, o quiera resolver momentos de malestar, o prevenir posibles males, encontrará en Dietética Herbolario Casa Pià una completa gama de productos y servicios.

A lo que voy, sortearé este pack de productos sanos, veganos y de temporada.

 

Sorteo-5-años

 

Hay harina de algarroba, tostadas de castaña, tartar de algas, polos multifrutas, un preparado de hierbas digestivas, una bolsita de granos de pimienta verde, otro de hierbas para pizza, una barrita energética de quinoa, bebida de chufa y harina de kamut.

Cómo participar?
*Deja un comentario en este post (solo uno por persona).
*Sigue el facebook de Casa Pià.
*Sigue mi facebook.

*Y estaría bien compartir este post o la imagen que colgaré en facebook, twitter e instagram. No es obligatorio pero molaría.

Sintiéndolo mucho, el sorteo es solo es para la gente de la península.
Tenéis de tiempo para participar un mes, hasta el 23 de agosto. El día 24 haré el sorteo por random.org.

Dicho esto, mucha suerte.

Y por último, agradecer a Rosa por enrollarse tanto con el regalo. Moltes gràcies!

Wills London o zapatos veganos chulos chulos.

Uno de los primero problemas que nos encontramos al no querer vestir piel, es “¿y ahora donde encuentro zapatos veganos?”.
Os ha pasado ¿verdad?

Si encima sois como yo que calzo un 42, la tarea se complica. Que sí, que unas zapatillas de tela las encuentro, pero zapatos zapatos es más difícil, y si encuentro unos, son o esos o nada, no suelo poder escoger demasiado.

Pero eso se ha terminado. Hace poco descubrí Wills London. Es una tienda online donde encontraréis zapatos de hombre y de mujer, veganos todos, con diseños muy variados, desde zapatos para boda, hasta botas de cada día, sandalias, oxfords… son de calidad y con buenos acabados. También podéis comprar cinturones y carteras de hombre. Todo super elegante. Nada que envidiar a los diseños tradicionales.

Lo mejor de todo? Que Will te los manda donde quieras, el servicio es excelente.

Mirad mis nuevos botines:

Will London, vegan shoes

Son preciosos ¿verdad? Ya tengo ganas que pase el calor para estrenarlos.

Helado de coco-vainilla con cerezas

Para recibir el verano por todo lo alto, hemos hecho helado. Súper fácil de hacer y con poquisimos ingredientes. Es un postre muy resultón perfecto para estos calores.

helado de coco y vainilla

 

Los ingredientes (para 2 personas):
1 lata de leche de coco
1 cucharada de aceite de coco
1 cucharadita de vainilla
15 o 20 cerezas
1 cucharada de sirope de agave

helado de coco y vainilla

Cómo se hace:
Ponemos la lata de leche de coco en la nevera toda la noche o unas 3 horas. La abrimos y ponemos la parte sólida en un bol junto con la mitad del agua, el aceite de coco y la vainilla. Batimos. Guardamos en un tupper en el congelador unas 5 o 6 horas o hasta que esté bien congelado.
En el momento de servir, en un vaso para batir ponemos unas 10 cerezas deshuesadas con el sirope y trituramos.
Las que queden las deshuesamos y reservamos.
Cogemos el helado y como estará congeladisimo, lo batimos con una batidora de mano para que quede cremoso. Servimos en 2 copas con las cerezas por encima y un poco del sirope de cerezas en cada copa.

Orgánico[box] o qué regalar y quedar la mar de bien.

Hoy os vengo a contar un proyecto muy chulo.

organico box

 

Se llama Orgánico[Box]. Consiste en unas cajas llenas de productos ecológicos, veganos, crudiveganos, sin gluten, sin azúcares añadidos,… y sin todas esas cosas que no nos gustan nada. Son productos de calidad, a un precio muy razonable. Un extra añadido es que son cosas que (según donde vivas, claro está) son difíciles de conseguir. Y a parte, las cajas son sorpresa, o sea que no sabes lo que hay hasta que te llega y la abres, y eso le da ese puntillo chulo de emoción.

Te puedes suscribir para recibir una caja al mes durante un año, o durante un trimestre o durante un mes.

Yo lo veo perfecto como regalo. Vaya, ¿a quien no le gustaría que se lo regalaran?

organico box

Y lo mejor de todo es quien lo lleva. Tania es un amor. Se nota que lleva este proyecto con pasión y creyendo en él.

Si queréis visitar su web, no dudéis a darle click aquí.

¿que no te gusta el chocolate?

Ayer fue la fiesta de fin de curso de una extraescolar que llevamos a las peques.
Están enteradísimos de que son vegetarianas, pero a mi siempre me da un poco de rollo de si no lo terminan de entender. Pero ayer me quedó clarisimo que si 🙂

Antes de entrar la profe nos contó a las mamis y papis que harían un poco de fiesta con merienda. Y dijo “tenemos un bizcocho sin huevo, ni leche, ni gluten, ni frutos secos, y tenemos otro que tiene todo menos los frutos secos y con azúcar” Pude leer el pensamiento de algunos padres por sus caras de flipe de cómo será un bizcocho sin nada de eso, es imposible. Y la profe continuó “¿alguien quiere del primero?” y yo entre orgullosa y un poco avergonzada levanté la mano. Por casualidades de la vida, estaba en la parte de atrás, y noté un movimiento casi de peli de hollywood de todos los padres girándose a la vez para ver quien había levantado la mano. Me entró un poco de risa.

Al salir las peques, les pregunté como les había ido, como siempre hago, entre otras cosas me dijo la peque mayor “nos han ofrecido chocolate pero he preguntado y como me han dicho que tenía leche he dicho que nosotras no queríamos”. Le dí un besote enorme a mi hija de 4 años. Estoy tranquila porque ya veo que si los demás no se enteran, las peques saben lo que comen y lo que no.

Al rato, la peque me dijo que un compañero suyo le había preguntado “¿que no te gusta el chocolate?” y ella evidentemente dijo que si 🙂