Ensalada de pasta, zanahoria y cacahuetes.

Sencillo pero ideal para el verano. Fresco, fácil y rápido de hacer.

Los ingredientes:

un puñado de pasta
unas cuantas aceitunas
1 zanahoria grande
unos cuantos cacahuetes
sal, aceite y pimienta recién molida

Cómo se hace:

Cocer la pasta en agua salada hirviendo. Sacarla del fuego y refrescarla con agua fría.
Pelar y rallar la zanahoria, cortar las aceitunas a rodajas, y picar los cacahuetes.
Servir con un chorro de aceite y un poco de pimienta negra recién molida.

*Esta receta la presento al evento CSC #8 Cocinamos sin crueldad donde el tema del mes es Ligero… pero sabroso. Espero que os deis una vuelta por las recetas y si podéis os animéis a participar.

Comiendo en un italiano.

Hoy hemos celebrado mi cumple unos días antes, lo hemos celebrado en un restaurante italiano. Buenisimo, ya habíamos ido hace bastante tiempo y lo habíamos apuntado en nuestra lista mental de “Restaurantes para repetir”.

Llegamos pronto, aprovechando una siesta de la peque. Entramos, nos atiende una camarera que no tenía un buen día, ¿estaría aburrida? nos semtamos y miramos la carta. Un montón de ensaladas (todas o con gambas, marisco, jamón, mozzarella, queso de cabra, … ya me entendéis), la siguiente página de carnes, pasamos; la de atrás de pizzas, no nos apetecen; por fin las pastas, no las contamos pero eran tres páginas enteras de posibles pastas para escoger con otro montón de salsas.

– ¿Ya sabes lo que quieres? (yo)
– La salsa Siciliana (berenjena, alcaparras, aceitunas,) (él)
– Yo también claro (las demas eran con muertos). (yo)
Llega la camarera del mal día encima.
– ¿Ya sabéis?
– ¿Tenéis alguna pasta que no esté hecha con huevo? (él)
– Espera que lo pregunto.
Tic tac tic tac.
– Sólo esta (señalando una de las… cuantas? Veinte pastas?)
– Pues esta. Y la salsa siciliana no llevara huevos o lácteos no? (él)
– No no.
– Es que yo no los como. (él)

Bueno, ya sabemos que podemos ir allí el día que se nos antoje la pasta especial a la Siciliana.