Pitas de hummus, champiñones y aceitunas.

Lo confieso, no se cocinar. Lo que pasa es que me gusta hacerlo, así que experimento, busco recetas, las adapto, le pido consejo a mi madre, a mi suegra, mezclo ingredientes cuando falta un día para ir a comprar al mercado y ya queda poca cosa… así que… así cocino yo.

Y por ese motivo tengo algunas asignaturas pendientes, como por ejemplo el hummus. Sólo lo hemos preparado dos veces, y vaya dos veces, totalmente incomibles.

Hoy teníamos un bote empezado de garbanzos, y me apeteció volver a intentarlo.

Por suerte me acordé de una receta super sencilla del blog de Cocina de Nihacc.

Los ingredientes:

4 panes de pita o cualquier pan
unos 6 champiñones grandes
un puñado de aceitunas
perejil
sal y aceite

Los ingredientes del hummus:

200 gr de garbanzos (de bote)
2 dientes de ajo
2 cucharadas de aceite
1 cucharada de zumo de limón
1 cucharada de tahini
un poco de agua para obtener la textura perfecta
sal
comino molido
*le puse un poco menos de limón porque las experiencias anteriores solo sabían a limón.

Como se hace:

En una sartén con aceite, poner los champis con un poco de sal y perejil picado. Cuando casi están, poner las aceitunas.
Para el hummus, poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora menos el agua. Batir e ir añadiendo agua segun prefiramos.
El pan se puede calentar un poco, abrir y poner los ingredientes y a disfrutar el peazo bocadillo!!!!

 

Pan francés en la panificadora.

Mmmm … que bien huele … corto dos rebanadas, margarina, mermelada de fresa y un café con leche. Me siento frente a las ventanas del comedor a desayunar, con la pequeña. Miramos el paisaje, las montañas y los pájaros. Mmmm …

¡Aquí lo tenemos! Por fin hemos comido NUESTRO propio pan.

La receta que viene con la panificadora es:

210 ml de agua

1 cucharadita de café de sal

360 gr de harina (en nuestro caso integral orgánica)

Media cucharadita de café de levadura (orgánica también)

Y ya está, le damos al ON ya las 3 horas ya tenemos este delicioso pan. La verdad es un placer cuando la casa huele a pan recién hecho.

¡Viva la vida autosuficiente!

Hoy los Reyes Magos nos dejaron una panificadora!! Que ilusión! Ya pusimos un pan a hacer, ya veremos como sale, porque no teníamos levadura de panadero y hemos puesto de la química. Pero las ganas de estrenar la máquina han podido más. Ya os contaré.

Ahora nos falta la yogurtera y ya seré la super-mami-hago-mi-propio-pan-y-mis-yogures.

También tenemos el huerto, que ahora está descansando, pero donde pronto empezaremos a plantar.

Me gusta la idea de ser autosuficiente en este aspecto. Saber que lo que comemos en casa es bueno, que podemos ser capaces de alimentar a nuestra hija de forma sana, y que ella ve el proceso, que no se piensa que las lechugas crecen en bolsas de plástico, y que los pimientos se hacen en las neveras de los supermercados.

Así que ya sabéis, os ire informando sobre nuestros progresos en el apasionante mundo del pan!