Magdalenas a lo “apple pie”

Hoy os dejo una receta que espero que os guste tanto cómo a nosotros. Es ideal para cocinar con peques, les encanta añadir los ingredientes y mezclar, escoger los papelitos y ponerlos en los moldes,… vaya, para pasar un buen rato en familia.

240 ml de leche de avena
80 ml de aceite de oliva
150 gr de panela
250 gr de harina integral
16 gr de levadura química (tipo Royal)

3 manzanas
1 cucharada de margarina
1 cucharada de panela
1 cucharadita de canela

Precalentamos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo sin ventilador (si puede ser).
Para el relleno de las manzanas, pelar y cortar a trozos pequeños las manzanas, ponerlas en un cazo con la margarina y la panela a fuego medio-lento y dejar que se vayan haciendo. Cuando estén blandas, poner la canela, mezclar y retirar del fuego.
En un bol mezclar la leche, el aceite y la panela.
Cuando esté bien integrado, lo mezclamos con la harina y la levadura.
A esta masa le añadimos las manzanas, mezclamos y ponemos en moldes de magdalena.
Horneamos 25 minutos.
Dejar enfriar y ¡disfrutar!

Espaguetis de manzana con salsa de cacahuete.

Hay ciertos cachivaches de cocina que vale la pena tener. Uno de ellos sin duda es un spirali. A mi me parece super divertido hacer comidas con él. A las peques les encanta (y a mi más), porqué encima siempre acaban saliendo platos sanos.

Con la spirali se pueden hacer espaguetis de diferentes formas y medidas, de verdura y de fruta. Eso si, tiene que ser de tipo duro, como zanahoria, calabacín, manzana…. Es sencillisimo de utilizar, solo poner la verdura que escojas en los pinchos y girar y girar y salen los espaguetis de la medida que prefieras (hay 3 para escoger).
Este es de la tienda Conasi Cocina.

Para estrenar el spirali, he escogido una receta dulce, ideal para el desayuno o la merienda. Es perfecta para peques que les cueste comer fruta, porqué presentada de esta forma, es mucho más atractiva que la pieza entera.

espaguetis de manzana

Los ingredientes (para 1 persona):
1 manzana
1 cucharada sopera de mantequilla de cacahuete
2 dátiles medjool
1/2 vaso de agua aproximadamente
semillas de amapola

Cómo se hace:
Para la salsa, trituramos los dátiles deshuesados y la mantequilla de cacahuete con un poco de agua. Cuando se haya formado una pasta homogénea, le añadiremos más agua hasta que sea de una textura que nos agrade.
Ahora haremos los espaguetis con la spirali. Primero descorazonando la manzana. Yo no la he pelado porqué es eco.
Lo ponemos en un bol, lo espolvoreamos con semillas de amapola y ya lo podemos disfrutar.

DSC_0135

spirali

La foto del spirali.

Magdalenas de fresas y almendras (sin azúcar)

Magdalenas de fresas y almendras

En casa somos muy de magdalenas. Nos encantan de todos sabores y colores. Y como en estos últimos días he visto varias compis de instagram con fotos de fresas, me entraron unas ganas terribles de comerlas y aproveché para hacer estas magdalenas. Y tuve la suerte de tener a mis pinches que me ayudaron a cortar las fresas a trocitos.

magdalenas de fresas y almendras

Los ingredientes (salen unas 15):
240 ml de leche de almendras
100 ml de sirope de ágave
80 ml de aceite de oliva
1 cucharadita de esencia de vainilla
50 gr de harina de almendras
200 gr de harina integral
16 gr de levadura química
200 gr de fresas
almendras crudas para decorar

Cómo se hace:
Precalentamos el horno a 180 grados.
Se mezclan los ingredientes líquidos, la leche, el sirope, el aceite y la vainilla en un bol.
Se le añaden los ingredientes secos, las harinas y la levadura.
Se mezcla hasta que esté todo bien integrado.
Quitamos las hojas de las fresas, las troceamos y añadimos a la masa.
Lo ponemos en los moldes. Ponemos unas cuantas almendras picadas por encima y horneamos durante unos 25 minutos. Tienen que estar doradas por fuera y si las pinchas con un palillo éste, salir limpio.

*He hecho unas pocas sin almendras por encima, para que sean aptas para el baby (tiene 1 año) que todavía no puede comer frutos secos enteros.

Crema de almendras.

almond butter

Esta receta es de esas de “fondo de armario”. Siempre va bien tener un bote por si lo necesitas. La crema de almendras combina bien con por ejemplo fresas, manzana, plátano,… también con una tostada de pan, con galletas, como relleno de un pastel… ¿Se nota que me encanta?

crema de almendras

Los ingredientes:
200 gr de almendras crudas con piel
2 dátiles medjool
leche de almendras (o la qué prefieras, hasta podrías poner agua)

Cómo se hace:
Ponemos a hidratar las almendras durante un mínimo de 2 horas, aunque mejor si están por ejemplo, toda la noche. Pelamos las que podamos, si alguna queda con piel tampoco pasa nada, yo la pongo igualmente.
Las trituramos junto con los dátiles deshuesados y poco a poco vamos añadiendo leche vegetal. No he puesto cantidad porqué es según como prefieras de espesa la crema. Yo creo que puse media taza aproximadamente.
La ponemos en un tarro de cristal y a la nevera.

mantequilla de cacahuete

*el mini catador oficial me dio el visto bueno.

Me llevo desayuno por si acaso.

Hoy ha sido el último día de cole antes de vacaciones de Navidad. Y como es típico en Catalunya, los peques han hecho el Caga Tió.
Hace unos días, hablé con las maestras de las peques y me pidieron turrón y neulas para ponérselas para ellas. Los que la escuela había comprado no eran veganos. La idea era que desayunaran esto.

Esta mañana les he dicho que hoy no se tenían que llevar desayuno porqué el Tió les cagaría el desayuno (que raro queda esto de cagar el desayuno).

Peque: ¿Mama me pones igualmente desayuno?
Yo: ¿Y eso porqué?
Peque: Por si lo que da no es vegano (leer con tono triste)
Yo: Tu tranquila que el Tió es mágico y seguro que sabrá que tu eres casi vegana. (llámale mentirijilla, llámale magia navideña)

Tampoco se deciros si la he convencido demasiado en ese momento.

Muchos me piden qué pasa con los hijos vegetarianos en situaciones sociales. Ellas saben que la mayoría de gente come diferente a nosotros. Saben que muchas veces llevo mandarinas, o plátanos, o alguna galleta, o frutos secos…. en el bolso por si allí dónde vamos no hay nada vegano. Lo bueno de todo eso, es que ellas son conscientes de lo que comen, saben preguntar, y saben lo que deciden comer.

Cuando las he ido a recoger, su sonrisa les delataba.
Yo: como ha ido el Caga Tió?
Peques: Muy bien! Nos ha cagado turrón de chocolate y neulas!
Yo: Y eran veganas?
Peques: Si!

 

Coliflor al curry.

Hoy quiero compartir una receta con un ingrediente de esos que tiene tan mala fama. La coliflor.
Tantos son los que no la pueden ni oler como los que la queremos con todo nuestro corazón.
Esta receta es ideal para todos. El curry le da un sabor increïble. Así que los que la odian van a disfrutar seguro, y los que la amamos, aún más.
¡A disfrutar!

coliflor al curry

Ingredientes:

1 coliflor
1⁄2 cebolla
1 tomate
1 cucharadita de curry
250 ml de crema de leche vegetal para cocinar de arroz
sal

Preparación:

Empezamos limpiando bien los arbolitos de coliflor. Le ponemos un chorrito
de aceite de oliva y lo dejamos en el horno a 200 grados hasta que la coliflor esté empezando a dorarse.
Mientras tanto vamos cortando la cebolla en juliana y la empezamos a pochar en una
sartén con un chorrito de aceite de oliva. Le añadimos el tomate cortado a dados
pequeños. Lo dejamos hasta que la cebolla esté transparente y el tomate bien blando.
Le añadimos el curry, una pizca de sal y removemos. Después la leche vegetal, bajamos
el fuego y dejamos que haga chup chup.
Cuando la coliflor esté hecha la añadimos a la sartén del curry, le damos unas vueltas
para que se impregne todo de la salsa y ya podemos servir.

Se puede acompañar de arroz, patatas al horno, un poquito de pan para mojar en la salsa,…

Regalos para estas fiestas *para peques, ecológicos, veganos, DIY y muy chulos

Siguiendo la linia de del post de regalos de navidad , he hecho uno para regalos para peques. Porqué a veces nos liamos, y terminamos en la primera tienda de juguetes, y sin pensar compramos cualquier cosa. Pues con esta lista ¡no te pasará!
Son unas cuantas ideas para comprar, y otras para hacer.
Espero que os inspiren.

product_8742510b

Una preciosa vajilla para peques de Ekobo Home. Práctica, ecológica y muy bonita.

il_570xN.196082329

Cómo me gustan los juguetes de madera, tienen un caracter y una calidez… estos son de Imagination Kids.

items_11237_8289_20130518100803_b

Regalar un semillero como el de Estudio Huella Cero es perfecto para peques. Plantar y cuidar unas semillas, siempre es emocionante y interesante, de esta manera tienen una pequeña responsabilidad y a ellos les encanta.

blogger-image-1219757158

Para nuestros pequeños chefs, qué mejor que un delantal precioso de Juliaverdementa.

arc-de-sant-marti-gran

Tan simple, tan bonito y lo que les gusta. Mis peques se pueden pasar largos ratos jugando con él. Este es de Jugar i jugar.

134_1_530

Si tienes que hacer un regalo a un peque curioso y amante de los bichos, este hotel para insectos será el regalo perfecto. Lo puedes encontrar en Planeta Huerto.

51-BUj4An7L._BO2,204,203,200_PIsitb-sticker-v3-big,TopRight,0,-55_SX324_SY324_PIkin4,BottomRight,1,22_AA346_SH20_OU30_

Este es un regalo para los que son un poco más mayores. Y aunque no lo he leído, me ha parecido un libro con un título muy chulo. Lo he encontrado en Amazon.

Camiseta-Bananas-500x500

Y para terminar esta lista, siempre es una buena opción regalar ropa. Los peques crecen tan de prisa que este tipo de regalo siempre alegra a los padres. Esa camiseta de algodón orgánico de bananitas es de Koolbee.

A partir de aquí, empiezo otra lista, mis favoritos, son regalos DIY, que puedes hacer tu mismo, algunos más sencillos, algunos más trabajados. ¿Te atreves?

2385

¿A quien no le gustaría tener una cueva de estrellas? Idea de Life as Mama.

sensorytub1T

Una caja sensorial, es tan fácil de hacer como resultona. Soy muy fan de estas cajas, a mis peques les he hecho de muchas maneras. Pueden ser cajas temáticas (otoño, animales, navidad,…) puede ser por colores (todos los objetos por muy diferentes que sean pero que tengan el mismo color), pueden ser para bebés, como para peques más mayores,… La de la foto es una idea de In the playroom.

2-animais-aquaticos

Esta es preciosa, enfocada a más mayores. Es idea  de Carinho a cada passo. Las cajas sensoriales se pueden hacer con cosas que tengas en casa, con materiales organicos, que puedes haber ido a recogerlos al bosque por ejemplo,…

regalo-original-ninos-diy

Si sabéis coser podéis hacer este libro de actividades tan tan tan precioso. Este es de Mismilyun.

1006181242_GpTbV-XL

Y para terminar, este es para papis o mamis manitas. A partir de un hula hop, puedes crear un espacio mágico para los peques. Puedes ver el tutorial en Ikatbag.

 

Prefiero el tomate, gracias.

Muchas veces los padres y madres nos empeñamos en hacer los platos atractivos para los peques. También tenemos nuestras teorías de “seguro que esto le gustará, a mi me encantaba cuando era peque” pero lo que no nos acordamos es que nuestros hijos tienen su propio paladar, y hay posibilidades de que eso no pase.

Y hoy me ha pasado algo parecido.

Al prepararles la merienda, después de comer unos caquis (siempre siempre siempre fruta para merendar) les he preparado unas tostadas de un pan que compré el otro día, uno integral de molde (pero de pastelería, no de súper, esos no me gustan nada). Pensando que les encantaría. Pues bien, se lo pongo con tomate y chorrito de aceite, mas conocido como ‘pa amb tomaquet’, y al baby le doy el pan y solo de acercárselo a la boca ya ha tenido claro que no lo quería, sin ni siquiera ponérselo dentro de la boca. Lo que ha tenido claro es lo que sí quería comer. Y como no habla todavía, me ha señalado el tomate que había restregado contra el pan. ¡Y cómo lo ha disfrutado!

Y me ha demostrado una vez más, que en realidad lo mejor es lo más simple. ¡Qué rico comer un tomate a bocados!

Bizcocho de algarroba sin azúcar.

Me gusta cocinar con mis hijas. Y a ellas les gusta ayudarme. De vez en cuando nos vestimos los delantales, cogemos los ingredientes, los ponemos en la mesa de la cocina y ¡a trabajar!

Esta vez le ha tocado el turno a un bizcocho de algarroba. Nunca la habíamos trabajado. Una vez compré un paquete, que quedó olvidado en un armario hasta el infinito de su caducidad.
Pero el otro día al ir a comprar, vi unos paquetes en la estantería de la tienda y no me pude resistir. Así que sin dudarlo busqué la inspiración en este bizcocho de algarroba sin azúcar y sin gluten de Marina.

Tengo que decir que hice varias variaciones por comodidad mía, me explico. Empiezo a poner la harina en el bol y me doy cuenta de que si me quedo a los 200 de la receta original, se me quedará un culín en el paquete y decido gastarla toda. Tampoco tenía harina sin gluten, y la puse de espelta integral que es la que tenía. Pues así quedó mi versión.

bizcocho vegano de algarroba sin azúcar

Los ingredientes:

280 gr de harina de espelta integral
50 gr de harina de algarroba
2 cucharaditas de impulsor
125 ml de aceite de oliva
75 gr de sirope
300 ml de leche de avena
1 cucharadita de vainilla

Cómo se hace:

Precalentamos el horno a 150 grados.
Mezclamos los ingredientes secos. Harina, algarroba, impulsor.
En otro bol mezclamos los líquidos. Aceite, sirope, leche de avena, vainilla.
Juntamos los dos bols hasta que quede una mezcla homogenea.
Horneamos en la parte media-baja del horno unos 40 minutos.
Pinchar con un palillo. Si sale limpio, sacar del horno, desmoldar y dejar enfriar.

Como no me quedó excesivamente dulce, hice como Miren con su bizcocho y le puse mermelada de fresa en el centro. Simplemente delicioso.

Los pequeños cambios son poderosos o 5 cosas pequeñas que se pueden hacer con los peques para salvar el mundo

Cuando era pequeña, hacían un programa por la tele donde salía un personaje llamado “el Capità Enciam” (el Capitán Lechuga), que era un especie de super héroe que luchaba para enseñar a los niños y niñas y a sus padres a cuidar el planeta.
Siempre decía “els petits canvis son poderosos” (los pequeños cambios son poderosos). Creo que es una gran frase. Es difícil hacer según qué cosa pensando que lo que hacemos no va a servir de nada, que no vale la pena. Pero el mundo se puede cambiar poco a poco.

Cada día procuro enseñarles eso a mis hijas. A veces se hace difícil querer controlarlo todo, pero pensando en la frase, es mucho mejor, centrarse en las cosas pequeñas.

5 cosas pequeñas que se pueden hacer con los peques para salvar el mundo:

1* Enseñarles a reciclar. ¿Cómo? Pues pidiéndoles ayuda para poner cada cosa en el cubo correspondiente, o yendo a los contenedores y ver donde va cada cubo.

2* No malgastar agua. ¿Cómo? Cerrando el grifo cuando no se necesita. Sencillo y eficaz.

3* Decir no a las bolsas de plástico ¿Cómo? Llevando siempre encima una bolsa, si tus peques todavía no tienen bolso donde ponerla,  procura que te lo recuerden antes de salir de casa. Y si compras una cosa pequeña, piensa que la puedes llevar en la mano.

4* Cuidar las plantas y respetar los bichitos que las visitan. ¿Cómo? ayudandote a plantar, a regar, a no matar una abeja porqué crean que es “mala”…

5* No malgastar papel. ¿Cómo? Reutilizando las hojas que se han impreso mal para hacer dibujos, listas… aprovechando revistas viejas para hacer collage, utilizar papeles dibujados para hacer otras cosas como aviones,…