Tostada con guacamole y tomate para cenar.

Hace unos días para cenar, hice una delicia de esas que sabéis que me encanta, sencilla, rápida y con aguacate. La combinación perfecta.

Y con esta receta participo en el blog Cocina Global cuyo ingrediente del mes es el tomate.

Tostada con guacamole y tomate

Los ingredientes:1 rebanada de pan
1 aguacate
Media cebolleta
sal
vinagre
1 tomate (el mio de mi macetohuerto ecológico)

Como se hace:
Pelar el aguacate y quitar la semilla, ponerlo en un bol y chafarlo.
Añadir la cebolleta picada pequeña, un chorrito de vinagre y la sal.
Cortar el tomate a dados.
Tostar el pan, poner el guacamole encima, y encima el tomate.

Esta es una receta ideal para hacer un día de esos que se apuntan los amigos a cenar, es deliciosa!!!!!!

¿Ecológico? Eso es un timo.

Os pongo en situación.

El otro día fui a la floristería a comprar tierra para el maceto-huerto. Había mucha gente y me atendió una amiga de la dueña que de vez en cuando está por allí y la ayuda. Le pido tierra eco, y me dice que de eso no tienen, y yo le digo que la suelo comprar allí, y ella dale que dale que no, que eso no existe.

-Como que no existe?
-Pues que todas las tierras son ecológicas
-No creo.
-Pues si! ¡¿Qué quieres que les pongan a la tierra?! La tierra es tierra y ya esta, esto de que es ecológica es para sacar mas dinero, pero todas la tierras son iguales
-Estan los químicos con los que las tratan….
-Que no, es eso es un timo

Y así como 20 minutos, sin exagerar. Yo en ese momento ya me estaba subiendo el cabreo (con perdón) y estaba a punto de mandarla por ahí, cuando dice, bueno, pideselo a la jefa. Se lo pido y me da un saco de tierra eco.

Como plantar y cuidar patatas.

Ya os he hablado del huerto varias veces. Y como no tenemos mucho espacio ni experiencia, hemos estado probando. Y lo que si si si funciona són las papas (como dice mi vegano favorito).  Plantamos unas cuantas y hemos recogido muchas más. El único problema es que se quedaron un poco pequeñas. Pero descubrimos el problema, y para la próxima vez ya lo haremos bien, o eso espero.

Os voy a contar un poco como funciona, o al menos como hemos hecho nosotros esto de hacer crecer papas.

Todo empezó a mitad de marzo que plantamos las papas. Bueno, plantamos unas cuantas que estaban grilladas, cortadas a trozos, separadas entre si como por un palmo. Y empezamos a regar. Allí donde están estaban, no es que les tocara el Sol mucho, más bien poco, pero se ve que les gustaba, y empezó a crecer la planta, un tronco con hojas. Y creció y creció, y este fué nuestro fallo. Que lo dejamos crecer.
Ahora nos enteramos (gracias a una amiga de la familia que tiene un huerto MUY grande) de que las plantas de la patata se tienen que cortar un poco porqué sinó la patata no crece porque toda la energía se la lleva la planta.
Se sabe cuando se tienen que recoger porqué se empieza a secar la planta y las patatas salen por encima de la tierra.

Y esta fue nuestra cosecha.

2 kilos 300 gramos de patatas ecológicas cuidadas por nosotros. Que ilusión poder decir esto.

Las cebollas del huerto.

Estas son las cebollas del macetohuerto que tenemos en el patio de casa de mis padres. Ayer decidimos sacarlas, por un motivo un poco vergonzoso. A la hora de plantarlas no lo hicimos muy bien, por no decir que lo hicimos fatal. Quedaron demasiado arriba, así que al empezar a crecer no las cubría la tierra.

Nosotros no tenemos mucha idea de cuidar un huerto o macetohuerto, hemos leído un poco sobre el tema, pero de todas maneras sólo leyendo poco se puede hacer. Para ir bien necesitaríamos alguien que viniera a casa y viera los espacios, luces, tierra, …  Pero de momento nos tendremos que conformar experimentando.

Nuestra zona de plantar es el patio y la azotea de casa de mis padres, y nuestro balcón. En la azotea y en el balcón tenemos macetas, pero en el patio hicimos una zona cerrada para poder plantar un poco mas anchos, medirá unos 3 metros por 1 y medio.

De momento vamos investigando, hay cosas que han funcionado y cosas que no. Iremos probando hasta que demos con la plantación perfecta.

Bueno, basta de rollos. Para comernos las cebollas pensamos diferentes opciones y al final nos decantamos por una pizza vegana, que no tiene mucho merito porque la masa es de supermercado, pero estaba muy buena con las cebollas.

Como veis no tiene complicación. La massa con tomate, la cebolla cortada, aceitunas,  espinacas, un chorrito de aceite y al horno!