Febrero.

Me gusta febrero. Los días empiezan a ser más largos, el Sol ya calienta y hay días que el frío parece que se esconde en algún lugar de más al norte. Hay cumples. Excursiones. Paseos. La gente ya tiene ganas de primavera y se nota en la calle. Y huele todo diferente.

febrero de mi vida con un vegano

febrero de mi vida con un vegano

febrero de mi vida con un vegano

febrero de mi vida con un vegano

febrero de mi vida con un vegano

febrero de mi vida con un vegano

Libros de animales, o como clasificarlos de manera curiosa.

Como muchos sabéis, no las llevamos a las peques al cole, hacemos homeschooling, y una de nuestras rutinas favoritas es ir a la biblioteca un día a la semana, o más días si hay cuentacuentos. Tenemos mucha suerte que la zona infantil de la biblioteca del pueblo es grande y variada. Leemos montones de libros, desde álbumes ilustrados, minienciclopedias, libros de temas concretos, de animales (sus favoritos), de instrumentos, de manualidades….

Pues hoy mirando un libro de animales, me he dado cuenta de la curiosa clasificación que utilizaban.

Os dejo unas fotos (horribles, lo se, sorry! las he hecho con el mobil):

libro de animales

libro de animales

Está en catalán, pero creo que se entiende perfectamente. La primera “animales al zoo”, la segunda “las mascotas”.  Las otras paginas eran, “las crías”, “las aves” y “la granja”.

Me pareció curioso, normalmente lo hacen por dónde viven, o por tipos de animal. No sé, a lo mejor soy un poco tiquis miquis, pero este tipo de cosas me pone triste. Vivir en un mundo donde mucha gente diferencia los animales con estos conceptos.

Es un poco triste, ¿no?

Miel de palma de La Gomera.

Hace unos días nos llegó un paquete de Canarias. Que entre otras cosas tenía esta maravilla dentro.

Esta miel se produce básicamente en La Gomera. Se hace a partir de la sabia de la palma llamada guarapo. Esta muy rica. Es perfecta para sustituir la miel (¡oh yeah veganos!).

Tengo ganas de hacer algún postre con ella. Ya os contaré.

Soñando por culpa de un aloe vera.

Cuando abrí la caja que me había traído mi cuñada, se me iluminó la cara. Me encantan las plantas, si pudiera, viviría viviré en una casa con un jardín gigante, con montones de plantas y arboles. También con una fuente y casitas para los pájaros. Y como mi jardín será tan grande, vivirán unas cuantas gallinas y gallos, felices y comerán pienso ecológico. Y con todo esto, habrá un rincón con unos bancos y una gran mesa con sillas, para salir a cenar,… ¡Que alguien me pellizque por favor! Que bonito es soñar…

Disfrutamos de una tarde de patio, plantas, tierra, manos sucias, bicis,.. y porque no, mosquitos.

Ya las tengo todas luciendo en la ventana que da al balcón.

Cupcake de naranja.

Estos días, aunque tengo el blog un poco parado mi cocina esta en pleno funcionamiento.

Esta receta es una adaptación de una del libro de Isa Chandra y Terry Hope “Vegan cupcakes take over the world”, y aprovecho para recomendarlo ya que todas las recetas que he hecho han salido riquísimas.

Además es taaaan senzillo de hacer que si teneis hijos seguro que les va a encantar ayudaros.

Pues aquí os lo dejo, espero que os guste.

 

Los ingredientes (para 12 cupcakes):

1 1/4 taza de harina
1 cucharadita de levadura Royal
1/4 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de sal
3/4 taza de azúcar integral
1/3 taza de aceite de girasol
1/2 taza de leche de soja
1/2 taza de leche de coco
2 cucharaditas de extracto de vainilla
1/2 cucharadita de piel de naranja rallada fina

Los ingredientes del frosting de naranja:

1/4 taza de margarina a temperatura ambiente
1 taza de azúcar glas
1 cucharada de zumo de naranja
1 cucharadita de piel de naranja rallada
1/2 cucharadita de extracto de vainilla

 

Como se hace:

Precalentar el horno a 180º.
En un primer bol mezclar todos los ingredientes secos. Harina, levadura, bicarbonato, sal y azúcar.
En un segundo bol mezclar el aceite, la leche de soja, la de coco, la vainilla y la ralladura de naranja.

Poner los ingredientes líquidos en el primer bol y mezclar bien.
Llenar los moldes 3/4 y hornearlos durante unos 22 o 25 minutos.
Dejar enfriar en una rejilla antes de decorar.

Como se hace el frosting:

Batir bien todos los ingredientes.

Makis veganos.

Hacia muuuucho tiempo que no comía makis, yo diría desde antes de ser vegetariana. Y os podéis imaginar el antojo que tenía. Tampoco nunca había intentado cocinarlos, me parecía que eran muy complicados, hasta que me crucé con la receta de Hiulit’s cuisine.

Hice un plagio descarado de su receta (gràcies Xavi per compartir-la) y cené mas feliz que una perdiz!

Los ingredientes:

1 taza de arroz especial para sushi
2 tazas de agua
1 cucharada de azúcar
1 cucharada de sal
2 cucharadas de vinagre de arroz
Alga nori
Verduras para el relleno
Salsa de soja para acompañar

Como se hace:

Poner el arroz en un colador y pasarle agua hasta que salga limpia. Poner el arroz en un caldero y cubrirlo con el agua. Dejar reposar.
De mientras, en una sartén ponemos a calentar el vinagre y le añadimos el azúcar y la sal, lo mezclamos con una cuchara de madera hasta que quede todo disuelto.
Ponemos el caldero al fuego, que hierva, hasta que el arroz se beba todo el agua. Aquí le añadimos la salsa de vinagre y mezclamos bien.

Y ya podemos poner encima de la esterilla una hoja de Nori, con unas gotas de agua, e igualmente nos mojamos los dedos (así no se nos pega el arroz). Y repartir el arroz dejando 1 cm por lado, mas un lado unos 2 cm que sera el lado por donde acabaremos de enrollar. encima del arroz le podemos poner cualquier tipo de verdura cruda como rúcula+cebolla o tomate+zanahoria, lo que tengáis en la nevera, o lo que mas os guste.

Enrollar y ya se puede cortar con un cuchillo humedo.

Y a disfrutar!

Sant Jordi.

Hoy es uno de mis días favoritos. La  gente pasea y está contenta (en general), y todo se llena de libros y rosas. A parte este año en el pueblo han hecho un montón de cosas nuevas, mejor dicho, han hecho cosas, jeje. Nunca hacían nada, era un poco penoso, pero daba igual, cogíamos el tren y nos plantábamos a cualquier sitio, pero este año ha sido muy bonito, estaban las calles llenas, y en la plaza del Ayuntamiento había un montón de paraditas con libros y rosas, y … contaban cuentos! Genial! Nos hemos sentado un ratito a escucharlos, y después los chicos y chicas de la escuela de música del pueblo, y los del grupo de teatro,… vaya que por la tarde volveremos, a ver con que nos sorprenden.

Y nosotros, mi vegano favorito, las peques y yo, le hemos regalado a mi madre un rosal.

Feliz día a todos.

Ya tengo el swap entre mis manos!

Estoy mas feliz que una perdiz! Esta mañana ha llegado mi swap!!!!!! (gritos de emoción y algún saltito cursi)

Llegado directamente del sur de manos de Carolina del blog Espinacas con garbanzos, que por cierto, hace poco se ha hecho una pagina de facebook y ya podéis seguirla por allí.

Emoción… redoble de tambores….

Vista general de los regalos… pero no os dejéis engañar….

Cuatro sobres de chocolate que van a ser mi perdición! No se por cual empezar.

Dos sobres de semillas, uno de remolacha que le encanta a mi vegano favorito, y otro de rúcula, que me encanta a mi. Y un sobre de alfalfa. Que me viene genial, porque tenía ganas de germinar en casa, ya que no lo he hecho nunca.

Las recetas tienen una pinta deliciosa, un guiso de papas vegetariano y un bizcocho de kiwis. Los hago pronto y os cuento como me han quedado.

Y piruletas veganas!!! Yujuuuuuu! Un super detalle de Carolina. 🙂

Es maravilloso que alguien a quien apenas conoces, te dedique tanta energía y cariño. Y piense y busque algo que te puede gustar. Estas son las cosas buenas de la blogosfera, como dice Carolina, y tiene toda la razón. Y que de internet salga algo tan físico y opuesto como puede ser una carta, es fantástico. Ai… dejo de enrollarme, que estoy con el subidón del regalo, y me pongo demasiado ñoña.

Muchas gracias Carolina!