La yogurtera…

Cuando pensaba en una yogurtera, me venía a la cabeza una imagen antigua, como de lista de bodas de los 70. Hasta que hace un tiempo vi una en una tienda y pensé… ¿poder hacer yogures en casa, sanotes, sin colorantes ni conservantes, y con los ingredientes que yo escoja? Mmmm… y mi mini-yo pensó ¿porqué no? Así que lo comenté en casa, bueeeeno vaaa, insistí en que quería comprar una, y de tanto que lo dije, pues hace unos días me la regalaron.

Aquí tenéis el resultado.

No es vegano. No me he atrevido a empezar con yogures de soja. He hecho una de las recetas que vienen en el librito de instrucciones.

En el fondo puse mermelada de fresa casera, y encima la mezcla que consiste en mezclar un litro de leche templada con un yogur natural. Con esto se llenan 7 botes.

Y el sabor es como para morirse y subir al cielo. Ademas en casa comemos montón de yogures, de esta manera controlo lo que comemos, y ahorramos 😉 La próxima ronda de yogures intentaré hacerlos de soja. Y si salen bien… intentaré con leche de almendras, de avellanas, ….  ¡Ay que rico!

¡Hoy es mi cumple! ¿Quién dijo crisis?

Dicen que a los 30 se tiene una crisis. La primera, luego viene la de los 40, 50,… A los 20 uno no tiene tiempo de permitirse una crisis, uno tiene demasiadas cosas que hacer, y demasiado poco tiempo para perder, pero a los 30 la cosa cambia. Es una edad que uno puede decir que ya es mayor, un adulto vaya. En los 20s uno se puede permitir muchas cosas, pero a los 30 ya se tiene que sentar la cabeza, o esto es lo que nos hacen creer, de aquí tantas crisis.

Pues yo, tengo la suerte de no sufrirla. Yo tengo muchas de las cosas que había visto en mi imaginación cuando pensaba en mi de mayor.

Tengo la suerte de haber conocido al amor de mi vida, y haberme casado con él.
Tengo dos hijas, las mas preciosas, curiosas, trastos, parlanchinas, inteligentes, mimosas,… que jamás habría imaginado.
Tengo a mi familia aquí.
Tengo a buenas amigas, muy poquitas, pero mejor calidad que cantidad.
Llevo un estilo de vida coherente con lo que siento.
Tengo mi pequeña familia vegetariana.

¿Qué mas puedo pedir? (insertar aquí mi sonrisa mas grande)