Soñando por culpa de un aloe vera.

Cuando abrí la caja que me había traído mi cuñada, se me iluminó la cara. Me encantan las plantas, si pudiera, viviría viviré en una casa con un jardín gigante, con montones de plantas y arboles. También con una fuente y casitas para los pájaros. Y como mi jardín será tan grande, vivirán unas cuantas gallinas y gallos, felices y comerán pienso ecológico. Y con todo esto, habrá un rincón con unos bancos y una gran mesa con sillas, para salir a cenar,… ¡Que alguien me pellizque por favor! Que bonito es soñar…

Disfrutamos de una tarde de patio, plantas, tierra, manos sucias, bicis,.. y porque no, mosquitos.

Ya las tengo todas luciendo en la ventana que da al balcón.

¡Al rico polo!

Desde que Nihacc se compró su heladera, cada día que publicaba una receta, se me caía la baba. Y sino mirad esta receta, o esta, o esta. Y me acordé de que cuando eramos pequeños mis hermanos y yo, en verano hacíamos polos con mi madre. Y como yo, creo que esto es un recuerdo muy común de la infancia de mucha gente.

Asi que sin pensarlo dos veces….

Y para probar, todos de sabores diferentes.

Este de yogur con mermelada casera de fresa… mmmm…

Tomates rellenos.

El domingo, día de reunión familiar, mi madre nos deleitó con una super comida de verano. El plato de la foto es el mio. Y si os acordáis yo soy ovo lacto vegetariana, pero el huevo solo es de acompañamiento, la receta en si, es vegana. Y ya que estamos, el mantel lo cosió mi madre hace un montón de años, en punto de cruz, es un curro, pero le quedó precioso. La comida sabe mejor encima de algo así.

Los ingredientes:

1 tomate de Montserrat (o grande, de los vacíos)
media taza de arroz
1 taza de agua
unas aceitunas negras
zanahoria
1 trocito de pimiento rojo
maíz
lechuga para decorar

Como se hace:

Se cuece el arroz, y se deja enfriar.
Se corta el tomate por la parte de arriba y se vacía. Guardamos lo de dentro.
Se cortan las aceitunas y el pimiento rojo muuuuuy pequeño, se ralla la zanahoria. Se junta todo con el maíz, lo reservado del tomate y el arroz. Si se quiere, se puede salar.
Lo ponemos dentro del tomate.
Presentarlo en un plato con lechuga.

Espero que os guste.

Un regalo de Santiveri.

Después del último post, Eva, trabajadora de Santiveri se puso en contacto conmigo. Después de varios mails charlando me dijo que me mandaría un regalo. Y dos días después, ayer, me llegó esta caja.

Nervios, emoción…..

Tachan! Imaginaros nuestras caras de sorpresa cuando nos encontramos con todos estos productos, ni en los mejores lotes de Navidad.

Una bolsa de tela (buena, no de las que se te rompen la primera vez que vas a la compra), tortitas de arroz y pan tostado con semillas de lino (muy importante para peques vegetarianas y para veganos).

Yogur de soja y choco, y otro de vainilla, un paquete de galletas, tres paquetes de soja para tomar en los desayunos.

Tertrabriks pequeños de bebida de soja de sabores. De plátano, vainilla, chocolate y fresa (estos ya se los han adjudicado mis hijas), y leche de soja para cocinar.

Paté de finas hierbas vegetal, y carnita vegetal (nunca hemos probado algo parecido)

Estoy muy agradecida con Eva y con Santiveri por este super regalo, seguro que lo disfrutamos, y ya os iré contando que tal nos parecen los productos.

Lo mas gracioso de todo esto, es que gracias a esta caja, mi padre me contó que él se acuerda de cuando era muy pequeño y con sus padres  fueron a hablar con un señor, ya muy mayor, que era el dueño de la empresa, para abrir una tienda Santiveri en el pueblo, al final no pudo ser, pero finalmente en la tienda que abrieron mis abuelos, tenían productos de su marca.