Un buen motivo.

Hace bastantes días que no escribo nada.

Y tengo un buen motivo.

Un motivo que huele dulce y tiene una sonrisa preciosa. Es la pequeña de la casa, llegó hace dos semanas, a su ritmo, sin prisa pero sin pausa, y allí estabamos todos esperando para amarla hasta el infinito y más allá.

Y para compensar os quiero regalar estas magdalenas veganas .

Prometo la receta en el proximo post.

Feliz semana!

Me encantan los muñecos.

Me encantan los muñecos.

Uno de mis propósitos de este año es intentar aprender a hacer muñecas (las Waldorf son las que más me gustan!) pero ya veremos por que estilo me decanto. Será que ahora con las pequeñas en casa me han despertado mi lado mas infantil. Y lo que mas me gustaría es que ellas pudieran jugar con muñecas hechas por mí.

Lo que si que voy a hacer es aprovechar recortes, trozos de prendas, de cortinas y de telas que tengo olvidadas en bolsas.

Reutilizando, reciclando, y autosubsistiendo.

Unas sirenas con afonia en Vida de Monstruo.

Stegosaurus en  Skunkboy Creatures.

Chinchillas en  Skunkboy Creatures.

Buhos vistos en U Create.

Una Tattoo Lady en The Art and Craft of Mimi Kirchner.

Un monito llamado Bruce en Kickcan & Conkers.

Unos musgoamigos invernales en Los Musgoamigos.

Una muñeca organica Waldorf vista en Accy (Etsy).

Mi primer pastel de domingo.

Los domingos siempre comemos con toda la familia. Nos encanta.

Y este domingo me atreví a hacer un postre. Al principio, cuando llevaba un bote de cristal, o una caja de cartón llena de galletas hechas por mí, todos se ponían las manos a la cabeza, porque saben que me encanta probar, experimentar, inventar,… Pero pronto se dieron cuenta que allí solo les dejaba comer lo que me había salido bueno.

Este domingo me lancé con los pasteles (soy novatísima en este campo de la gastronomía). Como mucho he hecho bizcochos básicos, pero nunca algo así, bueno si, una vez hice un cheesecake, pero sólo uno, uno. Así que con ganas de dulce que me desperté el sábado, escogí este pastel que parecía sencillo para empezar la aventura pastelera en mi vida.

Éste es todo de soja, pero yo creo que se pueden hacer un montón de variaciones, tipo con leche de avena, o echándole frutos secos, o coco rallado, o sirope, o mmmm… chocolate. Bueno, como veis, estoy animada, así que cuando vaya haciendo modificaciones os iré contando.

Por cierto, la ración de la foto es con mermelada de melocotón. Pero a la hora de servir, en la mesa se pueden poner varios botes de diferentes de mermeladas y sirope de ágave, por ejemplo y que cada uno se ponga lo que mas le apetezca en ese momento.

Ya me contaréis. Y como siempre os digo los ingredientes aquí para que veáis lo sencillo que es y dejo la receta en paravegetarianos.com.

* 1 paquete de galletas (fijaros que sean veganas)

* 1 taza de leche de soja

* un par de cucharadas grandes de margarina

* 3 yogures de soja (sin sabores)

* unas tiras de agar agar

* Para acompañar un poco de tu mermelada favorita.

¡Buen provecho!

Dentro de unos años…

¿Habéis visto lo que desayunan en todas las series americanas? Pues sí, pancakes.

Hacía muchísimo tiempo que quería hacer esta receta, pero nunca me animaba. En casa el encargado de hacer este tipo de recetas es mi vegano favorito. Él hace los creppes. Siempre. Y es así porque le salen genial. Así que nunca nos habíamos lanzado con la receta de los pancakes.

Hoy, no sé si será porque me manda mas la bebé de la barriga que yo misma, o porqué será, que nos animamos a hacer entre los dos esta merienda.

Y tengo que decir que estaban tan ricos, como parecen en la foto. Totalmente veganos. Y yo me pregunto. ¿Porqué hace falta poner ingredientes de origen animal, cuando se pueden hacer recetas así de buenas y veganas?

Os paso la lista de ingredientes:

1 taza de harina

1 taza de leche de soja

2 cucharadas de azúcar

2 cucharadas de aceite de oliva

Media cucharadita de sal

2 cucharaditas de levadura Royal

Un plátano maduro

La elaboración os la podéis mirar de la página de paravegetarianos. Es sencillísimo de hacer. Y me gustaría volver a hacerla con azúcar moreno, o con otras harinas. Ya veremos si lo consigo hacer un poco más sanote, con menos ingredientes refinados. Porque cuando lo estaba haciendo, me he visto dentro de unos años, un domingo por la mañana, alrededor de la mesa, mi vegano favorita y las peques, desayunando pancakes con sirope y zumos de frutas. ¡Aiiii….. me encanta!