Crema de calabaza facilísima.

Yo no soy muy de comer con cuchara, pero mi vegano favorito si, así que hoy le di el capricho con una crema de calabaza para comer.

Ayer me contó la receta mi madre, y de tan fácil, que no lo podía creer, además buenísima. Os dejo la receta en la página de paravegetarianos.

La calabaza tiene un montón de propiedades. Mucha vitamina A, vitamina C, vitamina D y en menor cantidad de la E y B, aparte de tener potasio, zinc y también algo de calcio, magnesio, hierro.

Así que ya veis, un plato muy recomendado en un frío día de invierno, como hoy. Calentito y acompañado de picatostes.

Mmmmm….

Propiedades de la leche de avena.

Desde el regalo que nos hicieron (el que podéis ver en el artículo anterior), he estado leyendo un poco sobre la bebida de avena. He hecho un listado popurri de beneficios, que aquí os paso:

*Es fácil de digerir (mucho mas que la leche de soja).

* Es un cereal con un buen aporte de fibra soluble (beta-glucano) esencial para el buen funcionamiento intestinal y para bajar los niveles de colesterol.

*Favorece la flora intestinal.

* Una bebida rica en proteínas de alto valor biológico y excelente calidad.

* La avena contiene seis (de los ocho) aminoácidos necesarios para la síntesis correcta de proteínas.

* Un gran número de vitaminas como la vitamina B1, vitamina B2, vitamina B3, vitamina B6 y vitamina E, vitamina A, vitamina D, vitamina B12 (enriquecida).

* Contiene hierro, calcio, sodio, potasio, fósforo, magnesio, omega 6, cobre, cinc y oligoelementos.

* También contiene hidratos de carbono de lenta absorción y de fácil asimilación. Estos provocan un mayor ánimo, evitando la sensación de fatiga y desmayo.

* Como es saciante, es ideal para dietas de adelgazamiento.

* Calma la ansiedad y fortalece los nervios gracias a la riqueza en vitamina B.

* Otro beneficio es que no permite la acumulación del exceso de colesterol evitando las formaciones responsables del taponamiento arterial.

* Reduce la tensión arterial, por su bajo aporte de sodio y su alto contenido en potasio.

Se puede usar igual que la leche de vaca. Caliente o fría,  combinada con todo tipo de ingredientes. Para hacer batidos, salsa bechamel,… vaya que es perfecta para veganos. Creo que a partir de ahora en esta casa siempre vais a poder encontrar leche de avena.

Como más le gusta a la peque es en la papilla de cenar, y como más me gusta a mi es con el té.

¿Y a ti cómo te gusta?

Regalo ecológico.

No es por dar envidia pero os quería enseñar este peazo de regalo que nos hicieron ayer, jeje.

Todo todo todo es ecológico. Leche de avena, mermelada de moras casera, pasta, compotas de frutas, cereales diversos para el desayuno, harinas, aceite y vinagre, te, galletas, y otras muchas cosas.

Fueron la madrina de la peque y su marido. Que llegaron con una cesta llena de estas deliciosas cosas. No he podido parar de pensar en todo lo que puedo hacer con todos los ingredientes. Creo que me voy a decantar por cocinar un bizcocho con la leche de coco o quizás unas galletas con alguna de las harinas y algunos de los cereales.

Lo que está claro es que hoy después de comer nos vamos a tomar un té con galletas de espelta con manzana y frambuesas.

Buen provecho!

Mi embarazo vegetariano.

Lo llamo así, porque una vez no muy lejana tuve un embarazo “convencional” (por no llamarle carnívoro). Este es totalmente diferente.

Como ya sabéis soy ovo lacto vegetariana, y tengo que decir que en los primeros meses de embarazo me dio por comer queso, a parte de los tanques de leche que me suelo tomar. De huevos si he bajado bastante el número a la semana. Antes nos hacíamos tortillas de papas de esas para alimentar a un regimiento, pero desde que mi marido se pasó al veganismo, ya no las hacemos, así que de vez en cuando alguna comida me hago un huevo duro o algo por el estilo. Y por el resto de alimentos, pues intentamos hacer unos menús variados.

La primera ventaja respecto a mi primer embarazo es el hecho de no tener que tomar suplementos como hierro ni ácido fólico. En el primero, renuncié a las pastillas de ácido fólico de entrada porque el ginecólogo me contó que se receta sistemáticamentea las  embarazadas ya que hace unos años se hicieron unos estudios en Inglaterra y vieron que a las preñadas les faltaba, pero aquí con el tipo de dieta que tenemos, ya lo encontramos en lo que comemos. Así que me dediqué a comer mucha verdura de hoja oscura y ¡listo!

Hablando del hierro, durante mi primer embarazo tuve que tomar un montón de pastillas, porque tenía unos bajones impresionantes provocados por la anemia gestacional que tuve. En cambio, durante estos meses con el embarazo vegetariano que llevo, sin comer un solo bistec (“come bistec que eso tiene mucho hierro” había oído y hecho en el otro) no he tomado una sola pastilla de hierro, es mas, me siento genial, ni un bajón.

Tampoco he tenido que tomar ningún otro tipo de pastilla, ni ibuprofenos, ni almax, ni nada, y la verdad es que me siento muy bien sabiendo que no he necesitado meterme en el cuerpo químicos. Los problemas que he tenido los he solucionado por otros métodos, como por ejemplo la acidez la he solucionado con un vaso de agua con gas y el dolor de espalda a base de masajes, alguno profesional y muchos de mi vegano favorito, con cremitas de hierbas, y fajas calientes.

Las analíticas comparadas de los dos embarazos son bastante diferentes, uno todo descontrolado, el embarazo vegetariano mejor; nadie lo diría ¿no? Cuando la gente me pregunta si ahora que estoy embarazada como carne, y les digo que no, y me dicen que porque no, que seguro que tendría que comer y yo les cuento como son mis analíticas y se quedan flipando.

Lo más diferente de este embarazo es que tengo que ir cargando con la peque que justo ahora se animó a andar, esta super-hiper-mega-activa, le tengo que seguir el rollo y estoy cansada, pero puedo, así que…

Moraleja… ¡me sienta mejor el embarazo vegetariano!

Pan francés en la panificadora.

Mmmm … que bien huele … corto dos rebanadas, margarina, mermelada de fresa y un café con leche. Me siento frente a las ventanas del comedor a desayunar, con la pequeña. Miramos el paisaje, las montañas y los pájaros. Mmmm …

¡Aquí lo tenemos! Por fin hemos comido NUESTRO propio pan.

La receta que viene con la panificadora es:

210 ml de agua

1 cucharadita de café de sal

360 gr de harina (en nuestro caso integral orgánica)

Media cucharadita de café de levadura (orgánica también)

Y ya está, le damos al ON ya las 3 horas ya tenemos este delicioso pan. La verdad es un placer cuando la casa huele a pan recién hecho.

Mi listado de blogs interesantes.

Os explicaré un poco de qué va el listado de links que podéis ver en la parte derecha del blog.

Blogs interesantes para mamis y papis : Hay desde libros para peques, artículos de todo tipo, sobre crianza, juguetes interesantes, decoración de habitaciones, cursos, …
Cosas de mamis
: Son blogs de madres donde explican sus experiencias.
Ecología
: Pues eso, sobre ecologismo.
Homeschooling
: Son blogs sobre sistemas de escuela en casa o sobre la experiencia diaria de familias
Información sobre vegetarianismo y veganismo
: Artículos, noticias, experiencias.
Lactancia, partos y doulas
: Son blogs que hablan a través de experiencias, noticias o estudios.
Yum yum!
: Una super lista de blogs de recetas vegetarianas, veganas y algunas crudiveganas, o eso he intentado, espero que no se haya colado ninguna con recetas de carne (si la veis avisadme por favor). Muchos son de postres y recetas dulces, y hay otros tantos de recetas de todo tipo.
♥ animales
: Y la última categoría es de blogs de defensa animal.

¡Espero que los disfruteis!

Tachando tareas de mi lista.

Todo el mundo tiene una lista de tareas por hacer. Ya sea física o mental, pero todos la tenemos.

Pues yo hoy me siento bien porque puedo tachar esta: “poner el listado de blogs que sigo, en mi blog”.

Y porque lo quiero hacer? Pues porque a mí me gusta curiosear blogs y ver listados dentro con sus blogs favoritos, e ir descubriendo y disfrutando de las nuevas páginas que veo.

Así que a 9 de enero puedo decir que ya puedo tachar de mi lista la primera tarea del año!

¡Viva la vida autosuficiente!

Hoy los Reyes Magos nos dejaron una panificadora!! Que ilusión! Ya pusimos un pan a hacer, ya veremos como sale, porque no teníamos levadura de panadero y hemos puesto de la química. Pero las ganas de estrenar la máquina han podido más. Ya os contaré.

Ahora nos falta la yogurtera y ya seré la super-mami-hago-mi-propio-pan-y-mis-yogures.

También tenemos el huerto, que ahora está descansando, pero donde pronto empezaremos a plantar.

Me gusta la idea de ser autosuficiente en este aspecto. Saber que lo que comemos en casa es bueno, que podemos ser capaces de alimentar a nuestra hija de forma sana, y que ella ve el proceso, que no se piensa que las lechugas crecen en bolsas de plástico, y que los pimientos se hacen en las neveras de los supermercados.

Así que ya sabéis, os ire informando sobre nuestros progresos en el apasionante mundo del pan!